Para que tu envío llegue en perfectas condiciones a su destino debes seguir estos consejos para su correcto embalaje:

-Elige una caja en perfecto estado que se adapte a la mercancía a enviar para evitar posibles roturas.

-Ordena el contenido dentro de la caja. Pon los objetos más pesados en el fondo de la caja y lo más frágil en la parte superior para darle mayor estabilidad.

-Utiliza material de embalaje para fijar los artículos y que no se puedan mover dentro de la caja, situando lo más delicado en las zonas más alejadas de los bordes de la caja.

-Precinta correctamente con cinta adhesiva para cerrar la caja. Hazlo varias veces para evitar que se abra.

 

Hay determinados artículos con los que hay que ser especialmente cuidadoso con su embalaje. Sigue estas recomendaciones en los siguientes casos:

-Espejos, cristalería, cuadros y botellas: debes envolverlos en plástico de burbujas y cada pieza por separado. Si son botellas, utiliza el embalaje especial para estas, usando también su separador específico.

-Porcelana, cerámicas, mármoles y escayolas: envuelve cada pieza por separado en espuma de poliuretano o plástico de burbujas. Utiliza cartón de doble cara para separar los diferentes objetos, usa papel de periódico para rellenar los espacios vacíos y procura que todo el contenido quede bien sujeto.

-Aparatos electrónicos, televisores y electrodomésticos: para evitar movimientos y deslizamientos dentro del embalaje debes introducir poliespán para dejar todo el material fijo.  En caso de contar con productos de menor tamaño, lo aconsejable es forrarlos de papel de burbujas.

-Ropa y tejidos: lo más recomendable para estos objetos es utilizar cajas ropero o cartón duro para prevenir arrugas.

-Cuadros: son extremadamente frágiles y de gran valor, usa cartón de doble cara y poliespán, el objeto quedará fijado e irá protegido.