Imagínate entrando en tu hipermercado habitual. ¿Qué ves? Pasillos con estanterías llenos de productos, hay una gran variedad, pero, ¿en qué se diferencian? Puede que alguno te suene de la tele, de una pegadiza cancioncilla escuchada en la radio o que era el que usaba tu madre en casa. ¿Pero qué motiva a un consumidor decidirse por uno u otro producto? Si esto se supiese se habría descubierto la piedra filosofal de la publicidad, pero como no es así, diseñadores y creativos trabajan para que cuando estés frente a una estantería llena de productos el suyo sea el que más llame la atención y te decantes por él. Y todo el mundo ha hecho una compra impulsiva fijándose en el packaging acompañado de un: “anda mira qué chulo, ¡me lo llevo!”

Ante la cantidad de productos que hay en la actualidad en el mercado, las marcas se tienen que diferenciar en todos los ámbitos posibles dentro del marketing, y la presentación del producto, es el remate diferenciador final. La palabra packaging es un anglicismo cuya traducción pura y dura es embalaje, por lo que en el mundo de la publicidad y la logística se ha mantenido este término para referirse a las posibilidades a las que este puede adaptarse. El packaging tiene una intención triple: llamar la atención, demostrar su funcionalidad y ser recomendado y recordado.

01

 

Los elementos diferenciadores del packaging son tanto la forma, como el color, el tamaño, las texturas… todo se puede modificar y amoldar para que sea lo más visual posible, sin dejar de pensar en que debe ser práctico, ya que si esto último no se tiene en cuenta puede llegar a ser contraproducente.

 

El siguiente es un claro ejemplo de llamada de atención, teniendo en cuenta que el público al que va dirigido es principalmente al infantil, colores y forma son más que necesarios, sin olvidar un punto de diversión.

zumos

infantil

Una buena forma de recordar un producto es que su packaging haga referencia a su procedencia, materia prima o una alusión a su función. Estos son algunos ejemplos que ilustran a qué nos referimos.

fresa

Captura

Jugar con el contenido del producto es otra de las formas que el packaging tiene de hacerse presente. Hemos visto el ejemplo anterior, pero estos otros tampoco tienen desperdicio. Cualquier cosa vale con tal de sacarle partido al producto para que resulte vistoso y atractivo, siempre con el fin de motivar la compra.

packaging-creativo_5

nomo

Otra de las estrategias infalibles, huelga decir que puede ser junto con la usabilidad la más recurrida y eficaz a la par, es el humor. Van un poco más allá de lo meramente divertido.

nariz risa

 

Creative-Packaging-Wool

 

Y para finalizar, como comentábamos anteriormente, una de las principales ventajas del packaging es que facilite la usabilidad del producto, como vemos a continuación. Curiosamente casi todos los casos en los que está enfocado a facilitar el uso del producto está relacionado con la comida.

mante

pack

 

Este tipo de embalaje personalizado es una buena forma de seducir a tus clientes si tienes una tienda online. Por eso, soluciones integrales como la de eH! de Halcourier para el ecommerce ya cuentan con ella a la hora de su contratación.

Los publicistas y diseñadores no dejan nada al azar, y el packaging no iba a ser menos. La forma de embalar los productos como hemos visto puede dar mucho juego, y sus posibilidades lejos de ser limitadas son infinitas. La próxima vez que veas unos caramelos en la cola del súper con un “envoltorio” divertido, una “caja” llamativa, habla con propiedad, habla de packaging.