Logística inversa

Con su evolución, la sociedad nos ha ido llevando a un mundo cada vez más consciente de su impacto en el medio ambiente. Entre otras cosas, esto implica que los seres humanos estemos cada vez más concienciados de la enorme importancia que tiene reducir y reutilizar los residuos que producimos. Y, en este tema, la logística tiene mucho que decir.

La logística inversa facilita la creación de canales de recogida selectiva de residuos y otros productos en desuso. Y, además de tener ventajas medioambientales, también ofrece beneficios económicos.

Mediante este proceso, las materias primas, embalajes y envases, residuos, productos, etc. vuelven desde el punto de consumo hasta el lugar desde el que partieron con el objetivo de recuperarlos o, en el caso de los materiales pelgrosos, asegurar su correcta eliminación.

Como ya habrás supuesto, la logística inversa supone beneficios que te listamos a continuación:

  • Reduce el impacto medioambiental, provocando un notable beneficio a la sociedad
  • Esta acción sostenible mejora, además, la imagen de la empresa y ofrece una ventaja competitiva respecto a la competencia.
  • Consigue aumentar la confianza y mejorar la experiencia de los clientes gracias al compromiso constante con el medio ambiente.
  • Disminuye la incertidumbre de productos fuera de uso, beneficiando la organización del sistema de almacenamiento y stock.
  • Permite abrir la empresa a nuevos mercados.
  • Si son utilizados de manera correcta, es capaz de reducir los costes de los embalajes industriales.
  • Permite emplear materiales reutilizados, en vez de producirlos.
  • Reduce los costes y aumenta los beneficios.
  • Permite conseguir feedback respecto al producto y recuperar el material defectuoso.