El pasado jueves visitamos Barcelona para asistir a la gala de entrega de los Premios Empresa Social, de la que volvimos con mucha ilusión y tres premios bajo el brazo.

Emprendimiento, Innovación y Medio Ambiente son las tres categorías en las que la Fundación Mundo Ciudad, promotora de estos galardones, ha querido premiar la iniciativa de responsabilidad social de Halcourier ‘160.000 bolsas y un destino’, un certamen de diseño de producto enmarcado en la plataforma Excedentes y dirigido a los alumnos de las escuelas públicas de diseño. Con la intención de impulsar la creatividad, la innovación y el espíritu emprendedor en las aulas, el concurso les ofrecía la posibilidad de dar un nuevo uso a los materiales excedentes fruto de la actividad empresarial.

Para ello, Halcourier donó 160.000 bolsas multiservicio de polietileno, parte de una tirada obsoleta elaborada para conmemorar su 30 aniversario. El objetivo era que los estudiantes plantearan una transformación industrial que resultara en un producto nuevo y viable a partir de las 2.000 bolsas que Halcourier cedió inicialmente a cada escuela.

Francisco Mohedano, Director de Desarrollo de Negocio de Halcourier, fue el encargado de recoger los premios a Mejor Proyecto Responsable en las categorías de Emprendimiento, Innovación y Medio Ambiente en el sector del Transporte, además de una mención especial al Mejor Emprendimiento de Premios Empresa Social 2016. “Es la primera vez que una empresa de transporte se implica en la realización de un proyecto social que engloba un proceso logístico y de transporte tan amplio, en el cual se cubren absolutamente todos los pasos, desde la entrega del material residual industrial, hasta el apoyo logístico y económico”, destacó.

Francisco Mohedano, recogiendo los tres Premios Empresa Social de Halcourier

Francisco Mohedano, Director de Desarrollo de Negocio de Halcourier, recogiendo los tres Premios Empresa Social concedidos a la empresa.

Como incentivo, el alumno vencedor del certamen ‘160.000 bolsas y un destino’ podrá ver cómo de su proyecto, ideado en base a la reutilización de materiales excedentes de la actividad industrial, nace un nuevo producto que contará con sus propios canales de distribución y venta.

“Lo más innovador de este proyecto –explicó Francisco Mohedano- fue que a partir de material que no tenía ya ninguna utilidad, se decidió crear algo completamente nuevo proponiendo dar rienda suelta a la creatividad de los estudiantes de diversas escuelas de diseño, fomentando también valores como la innovación, el emprendimiento y la ecosostenibilidad”.

La gala, transmitida por streaming en tiempo real, fue presentada por el periodista José María Íñigo y contó con la presencia de los miembros honoríficos Eduard Punset y David Meca, así como con Mónica Naranjo, icono musical español con gran implicación en las causas sociales.

Desde aquí queremos agradecer a la organización de los Premios Empresa Social, así como a su jurado, este reconocimiento. ¡Seguiremos trabajando duro por hacer del mundo un lugar más sostenible!