A través de la iniciativa solidaria Transportando Sueños de Halcourier, se ha conseguido reunir más de 6.000 euros que servirán para iniciar la segunda fase de una investigación científica crucial para los afectados por el Síndrome de West.

transportando-suenos-datos

En un evento en el que ha estado presente un nutrido grupo de personas, que han participado activamente en esta iniciativa,  se ha hecho entrega de un cheque de 6.000 euros a la Fundación Síndrome de West. Durante el acto, que ha tenido lugar en las oficinas centrales de Halcourier en Alcalá de Henares, intervinieron Jaime López, director de Marketing de Halcourier, y Rosario López, directora de Organización y Personas. Además, Nuria Pombo, presidenta de la Fundación Síndrome de West quiso agradecer la colaboración de las decenas de personas que han sumado esfuerzos para convertir en realidad esta donación. Transportando Sueños es una iniciativa de desarrollo social que ha ido avanzando y desarrollando nuevos proyectos en los últimos meses, en ese sentido Jaime López, uno de los impulsores de Transportando Sueños invitó a colectivos y empresas a sumarse:

“Transportando Sueños logra conectar a personas y empresas, que sacando lo mejor de sí mismos y actuando en los ámbitos en los que son especialistas, consiguen ir sumando todo ese potencial hasta hacer realidad iniciativas muy concretas capaces de mejorar la vida de colectivos vulnerables”.

De izquierda a derecha: Marisa Arias,CONSEJERA DELEGADA , Rosario López directora de ORGANIZACIÓN Y PERSONAS y Nuria Pombo Presidenta de la FUNDACIÓN SÍNDROME DE WEST

De izquierda a derecha: Marisa Arias, consejera Delegada, Rosario López directora de Organización y Personas y Nuria Pombo presidenta de la Fundación síndrome de West

Nuria Pombo explicó que el dinero recaudado se empleará para poner en marcha la segunda fase de una investigación científica en el Hospital de La Paz de Madrid. Aunque los médicos colaboran de forma desinteresada, el material y las herramientas necesarias serán sufragados en parte por dicha donación.  Bajo el nombre “West Genome Project”, los científicos tratan de identificar el origen de una enfermedad que causa graves lesiones a los niños que la padecen. Desde la Fundación se trabaja para mejorar la calidad de los afectados desde tres líneas básicas: el apoyo a las familias, la investigación y la divulgación de la enfermedad.

Éste es el séptimo proyecto de Transportando Sueños, que ha logrado que 450 familias se beneficien de investigaciones científicas, tratamientos y desplazamientos. Una de las actividades que se han desarrollado ha sido la recogida de tapones de plástico, su traslado y venta a empresas recicladoras. En total se han movido cerca de 255 toneladas de plástico que han supuesto más de 60.000 euros para esos proyectos de desarrollo social.