Tener una tienda online no es tan sencillo como subir los productos a una plataforma y ponerse a vender. Los negocios e-commerce están, como cualquier otra clase de empresa, sujetos a una serie de requisitos legales que debes cumplir de manera obligatoria.

Así que, tanto si estás pensando en diversificar tu negocio y abrir una vía online como si estás pensando en lanzar un e-commerce, debes tener en cuenta una serie de leyes:

  1. El famoso “aviso legal” debe estar en un ligar de la web perfectamente visible y de fácil acceso. Para los que se estrenan en el mundo online, aclaramos que es aquí donde se debe recoger toda la información de la empresa para que los usuarios que así lo deseen puedan consultarla: nombre o denominación social, número de inscripción de registro, NIF, datos de contacto, domicilio, actividad…
  2. Pese a que pronto deberemos despedirnos de él, hoy por hoy avisar a los usuarios de que nuestro sitio utiliza “cookies” es obligatorio, así como adaptar el sitio a la normativa vigente respecto a ellas. No te preocupes, si utilizas plataformas como WordPress, hay infinidad de plugins que te ahorrarán muchísimo trabajo.
  3. Está claro que para vender necesitas ciertos datos de tus clientes. Por eso, otro de los apartados obligatorios a incluir es la “política de privacidad”, en la que informaremos a los usuarios de las condiciones y uso de la información que nos proporcionan.
  4. Asegúrate de incluir el llamado “derecho de desistimiento”, es decir, las condiciones de devolución. Como mínimo, debes permitir a los usuarios renunciar a su compra sin alegar nminguna clase de causa o motivo durante los siguientes 14 días después de la compra.
  5. Como empresario, también debes dejar patente tu responsabilidad de los riesgos que pueda correr la mercancía durante su transporte.
  6. Otro punto importantísimo es que tu web sea completamente accesible, clara y completa. Proporciona enlaces visibles en toda la página, asegúrate de que la “letra pequeña” no es menor de un milímetro y comprueba que el contraste de texto y fondo proporciona una legibilidad óptima.
  7. Y, por supuesto, asegúrate de que las opciones de pago que proporcionas a tus clientes son totalmente fiables y seguras. Las pasarelas de pago que utilices deben cumplir una serie de requisitos en cuanto a transparencia, confidencialidad y seguridad; además de utilizar tecnología SSL (Secure Socket Layer), un sistema que permite que los datos del comprador se envíen de forma totalmente segura.