5 buenas prácticas para tu e-commerce por el Día Mundial del Consumidor

Como cada año, el 15 de marzo volvemos a celebrar el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. El objetivo de esta jornada consiste en concienciar sobre los derechos fundamentales de los consumidores, así como reclamar respeto y protección ante posibles abusos del mercado.

Este año, como no podía ser de otra manera, los esfuerzos de esta celebración irán dedicados al mundo online para reclamar un mundo digital en el que los consumidores puedan confiar. Para ello, las principales armas son la innovación y la participación de los actores involucrados.

A pesar de que al cierre de 2016 la confianza de los consumidores alcanzó su máximo anual superando los 100 puntos, aún está muy lejos del máximo histórico que alcanzamos en 2015.

Desde Halcourier nos unimos al compromiso por lograr un #MejorMundoDigital. Por ello, hemos recogido las mejores prácticas para construir un e-commerce de confianza:

  1. Haz visibles los datos de tu empresa. De esta forma, los internautas que entren en tu página web tendrán la sensación de que el tuyo es un negocio totalmente transparente, sin nada que esconder. Además, tal y como te recordábamos es uno de los requisitos legales que tu negocio online debe cumplir.
  2. Proporciona información al detalle de todos los productos con fotos propias, reales y de buena calidad. Detalles como estos son los que harán que tus clientes perciban tu e-commerce como un negocio profesional y fiable.
  3. Pon a la vista de los usuarios las formas que tienen de contactar contigo. Cuantas más vías de contacto ofrezcas, mejor. Eso sí, la atención tiene que ser eficiente, por lo que también tienes que tener en cuenta cuáles de esos canales de atención vas a poder atender de forma óptima.
  4. Da la oportunidad a los compradores de puntuar los productos que compren. Al adquirir un producto, el 90% de los usuarios toman su decisión de compra basándose en las opiniones de otros que encuentran por la red. Mostrándolas tú mismo en tu sitio web, harás que los posibles clientes sepan que eres de fiar.
  5. Obtén sellos de confianza para tu e-commerce, como Confianza Online, Trusted Shop o Verisign. Son distintivos que algunas entidades otorgan a los negocios online para demostrar su calidad y seguridad. Para ello, las tiendas interesadas pasan una auditoría que determina si cumple los requisitos demandados.