Logística eficiente

El buen funcionamiento de la logística y una correcta gestión de la cadena de suministro son imprescindibles para el éxito de un e-commerce.

Hoy en día, se suele confundir la Logística con la Distribución, y lo cierto es que cada vez se diferencia más y mejor entre los servicios logísticos que puede ofrecer un Operador y los que ofrece un Transportista de mensajería o paquetería.

Por ello es importante que a la hora de montar un negocio e-commerce tengamos bien definidos los aspectos que rodean a la Logística, y no sólo a la Distribución del artículo. Hay por tanto que tener en cuenta cómo se recepcionará la mercancía que vamos a vender, en qué lugar físico se va a ubicar, controlar el stock, y dónde se van a preparar los pedidos que nos van a ir llegando.

Para asegurar las entregas en el plazo definido es fundamental cumplir con las expectativas de los clientes. Hay algunas reglas simples a tener en cuenta para gestionar su logística y su entrega. Por lo que resulta vital apostar por la profesionalización y optimización de los servicios logísticos como aspecto clave de la estrategia eCommerce de una empresa, siendo valores determinantes a la hora de decidir el precio, la calidad la experiencia del servicio y por supuesto un trato personalizado que nos permita tener flexibilidad a la hora de negociar nuestras condiciones de cara a obtener la mayor optimización de recursos posible tanto interno como externos.

Y para ello, ¿qué aspectos debemos tener en cuenta? Antes que nada debemos de cuidar bien los siguientes puntos:

1.A la hora de realizar el pedido online

  • Delimitar nuestro ámbito de ubicación geográfica
  • Disponibilidad de los productos.
  • Almacén preparado para atender la venta online. Conviene implantar un sistema ágil que permita preparar y enviar pequeños pedidos con tiempos de respuesta cortos.

2. A la hora de transportar el pedido

  • Selección de la empresa distribuidora. Es crítica dado que la empresa de mensajería será la única que tenga trato con el cliente final y de ella depende en buena parte la calidad de la entrega.
  • Coste de distribución, determina la rentabilidad de muchas de las operaciones.

3. Tracking del pedido

  • Respetar los plazos de entrega.
  • Tener definida una política de respuesta.

4. A la hora de entregar el envío

  • Política de entrega. Quién asume los costes de transporte: si nosotros o el usuario final. En este caso puede ser una política interesante ofrecer envío gratuito para aquellos pedidos que superen un cierto importe.
  • Ser transparente y mostrar desde el primer momento los costes que a va a asumir el cliente en concepto de transporte.
  • La tecnología es un punto muy importante. Conviene contar con un programa de gestión de logística.
  • Servicio de postventa, que resuelva las posibles incidencias y dudas durante todo el proceso, además de gestionar los cambios y devoluciones pertinentes al servicio de logística inversa.

En definitiva, el servicio de logística es el mayor reto a la hora de crear nuestro e-commerce, por lo que ha de ser lo más flexible y personalizado posible para que el cliente quede satisfecho y nuestro servicio cumpla con el nivel de exigencia requerido.