“Vale más una imagen que mil palabras”. Y en un mundo cada vez más digital, este dicho cobra más fuerza que nunca. Por eso, si tienes un ecommerce es fundamental que las fotografías del producto muestren cómo es, qué características tiene, tamaño, color, modelos ect. Así los posibles compradores se harán una idea lo más aproximada posible del objeto que desean adquirir. Pero no sólo esto es importante, también es necesario que las imágenes tengan calidad y que estén bien tomadas.

La mejor opción es siempre contratar a un fotógrafo profesional, que entregue las imágenes con las características necesarias para, simplemente, subir estas fotografías y empezar con la venta. Pero si en tu presupuesto no entra poder contar con este servicio, te dejamos unos sencillos consejos para que puedas captar la atención de tus clientes:

  1. Antes de empezar: limpia bien el producto y el objetivo. Siempre se puede editar luego, pero ¿para qué trabajar de más?
  1. Utiliza un fondo neutro. Los más utilizados suelen ser el blanco y el negro. Ten en cuenta que el objeto debe ser el protagonista y cualquier distracción es un error. Por eso, elige un color que contraste o resalte tu producto.
  1. Cuida especialmente la iluminación. Lo que mejor resultado ofrece es la luz natural, pero que sea siempre indirecta, ya que la directa creará sombras, algo que hay que evitar a toda costa. El uso de reflectores es muy recomendable.  Se puede usar casi cualquier cosa que sea blanca y reflecte bien la luz.
estudio fotográfico casero. Fuente: por-que-no-roville.blogspot.com

estudio fotográfico casero. Fuente: por-que-no-roville.blogspot.com

  1. Toma varias fotografías, diferentes ángulos, perspectivas, detalles, todo lo que creas relevante, siempre puedes poner una foto principal, donde aparezca el objeto y otras secundarias, que se amplíen al hacer click.
  1. Usa trípode. Esto te permitirá, una vez encontrado el ángulo deseado, cambiar los objetos sin necesidad de mover la cámara. Para fijar la cámara, si no dispones de trípode busca alternativas: puede que te sirva una caja, mesa, silla…
  1. Sube imágenes con calidad. Lo mejor es que tengan en cuenta las siguientes características: que sean en RGB, que el lado más largo no supere los 900-1000 pixeles, la resolución debe de ser de 72 dpi y los formatos o .jpg o .png.
cajas

Se recomienda fotografiar desde diferentes ángulos y con un fondo neutro.

Aplicando estos sencillos consejos, notarás como la calidad final de tus fotografías es mucho mayor, a la vez que ahorras tiempo y sin un gran despliegue técnico.